Historia de la Tradición Ceramista

Historia azulejo Extraccion de arcillas(1)

La tradición ceramista en nuestra tierra se remonta a la edad medieval e incluso a la edad antigua. Al paso por estas tierras de griegos, romanos y árabes, todos ellos aprovecharon los ricos y abundantes recursos naturales de esta zona, como arcillas, caolines, feldespatos, óxidos, pigmentos naturales, etc…, para elaborar piezas cerámicas.

A lo largo del siglo XVIII surgen en la zona pequeños talleres familiares de carácter artesano consecuencia de la tradición heredada de griegos y musulmanes, la cual jugará un importante papel en el posterior desarrollo de la industria azulejera.

Historia azulejo Mezcla de arcillas

Las crónicas históricas datan en 1778 la aparición de la primera fábrica. Sus procedimientos seguían siendo totalmente artesanales pero existía una profesionalización y concentración de trabajadores para alcanzar una producción objetivo en común.

En 1890 con la llegada del ferrocarril “La panderola”, se germina la semilla industrial y afloran las primeras empresas de azulejos como las conocemos, con un nivel tecnológico más rudimentario.

Raices de Cas Cerámica

En 1920 Don Antonio Zarzoso Vidas, empresario y ceramista, funda una de las primeras fábricas de la zona, ZARZOSO Y CIA.

También inaugura el primer almacén de la zona, LA MODERNA, para la comercialización de azulejos, donde exponía en su fachada colorida una muestra de los azulejos de corte modernista que se vendían. Hoy esta fachada considerada como de interés cultural.

Su hijo Don Antonio Zarzoso Sales siguió la tradición familiar tomando el relevo a su padre. Don Antonio Zarzoso Sales funda CERÁMICA CAS s.l. empresa que desde sus inicios, fiel a la tradición familiar, realiza una cerámica manteniendo la esencia artesanal casi 100 años después.

Zarzoso y Cia Pintado(1)
Camion azulejos cargandose en el tren La moder_ Cas Ceramica(1)
Zarzoso y Cia Esmaltado
Historia azulejo Molienda de arcillas

Cas Cerámica

Cas Cerámica, es garantía de un buen servicio y una inmejorable calidad obtenida gracias al cuidado de cada una de las etapas del proceso de producción.

En Cas cerámica, hoy en día aún mantenemos procesos de decoración artesanal como los iniciales casi un siglo después, para obtener una cerámica autentica, con formatos originales y colores intensos. También disponemos en nuestra planta de producción de las últimas tecnologías en decoración cerámica al alcance de un reducido número de fabricantes. Nos gusta investigar y experimentar, la mejora continua es nuestra filosofía.

La combinación en su justa medida de decoración artesanal y las últimas tecnologías en decoración cerámica, hacen del producto de Cas cerámica un producto único, con matices, texturas, intensidad de colores y aporte de materia para decorar, obteniendo como resultado una cerámica autentica.